Camello pasar por el ojo de una aguja

Lázaro, modelo cristiano en el uso de las riquezas

Los evangelios expresan en numerosas ocasiones la condena de Jesús a las riquezas y a quienes las acumulan. Sin embargo, Lázaro de Betania, siendo un hombre muy rico no sólo gozó de la amistad con Jesús sino que hasta llegó a merecer ser resucitado por él (Jn 11:1-44). ¿Cómo hizo Lázaro para atravesar el ojo de la aguja metido con camello y todo? Revisión sobre la vida de Lázaro en la historia y en las revelaciones.

Otra vez les digo que es más fácil para un camello pasar por el ojo de una aguja, que para un rico entrar en el reino de Dios.
Al oír esto, los discípulos estaban llenos de asombro, y decían: “Entonces, ¿quién podrá salvarse?”
Jesús, mirándolos, les dijo: “Para los hombres eso es imposible, pero para Dios todo es posible.”Mt 19:24-26; -Ref. cruzadas: Mc. 10:25; Lc. 18:25

¿Quién fue Lázaro?

Lazaro de Betania, fue un hombre de la alta sociedad judía, hijo de Teófilo (un gobernador local de Antioquía en Siria) y de Euqueria, una judía de linaje real. Esto explica la protección que él y sus hermanas disfrutaban ante las autoridades romanas. Fue hermano de María (Magdalena) y de Marta. Mantuvo una amistad muy unida con Jesús y fue vecino de Simón Zelote (uno de los 12 apóstoles) quien se lo presentó a Jesús.

Apariencia de Lázaro.
izq.: Ilustración de Lázaro por Lorenzo Ferri siguiendo indicaciones de Maria Valtorta. der: dibujo a color por Ammanito.

Lázaro en la Biblia

Se lo nombra en el evangelio de San Juan (Jn. caps. 11 y 12) con relación a su muerte y resurrección. El lenguaje utilizado en el evangelio deja entrever una condición de riqueza y posición social más allá de la media.

La resurrección de Lázaro en el evangelio de San Juan

Significado del nombre Lázaro

Lázaro es la forma griega del nombre Eleazar, que significa “Dios ha ayudado” o que Dios ayuda . Referencia histórica: el hijo de Aarón que se convirtió en sumo sacerdote como él luego de su muerte.

Betania

Betania es una villa situada cerca del monte de los Olivos, a tres kilómetros de Jerusalén, en el camino de Jericó a Jerusalén. En Betania se encontraba la casa de Lázaro, María y Marta.

Actualmente es una villa pequeña y humilde, habitada principalmente por musulmanes. Aquí se muestran las ruinas de una especie de castillo como la casa que era de Lázaro, y una gruta como su tumba; asi como la casa de Simón el leproso (el Zelote), María Magdalena y Marta, y un arbol idéntico al que nuestro Señor maldijo, se encuentran entre las curiosidades del lugar. (*1)

Referencias de Betania en la Biblia: Mc 11:1; Mc 10:46; Lc 19:29, Jn 11:18.

Betania era el hogar de Lázaro, María y Marta y ahora se le conoce por un nombre derivado del de Lázaro: el-Azariyeh o Lazarieh. Simón el Zelote, uno de los 12 apóstoles (Mt. 10:4; Mc: 3:18; Lc: 6:15) tenía su casa allí también y conocía a Lazaro, a quien presentó a Jesús, de acuerdo a las revelaciones a María Valtorta.

Las riquezas de Lázaro

Lázaro, por herencia, era poderosamente rico: una buena parte de la ciudad (de Jerusalén) le pertenecía a él, así como muchas tierras en Palestina. Tenía en particular:

– el Cenáculo,
– una propiedad en Jerusalén fuera de los muros, cerca del puente del Cedrón ( Rev. a Valtorta C. 116 ),
– Getsemaní, fuera de la ciudad, en el Monte de los Olivos;
– un rico palacio en Jerusalén , custodiado por Levi, que él abandona mientras dura la mala conducta de su hermana, María Magdalana;
– Betania donde se refugia con su otra hermana Marta;
– posiblemente también tenía propiedades en Antioquía de Siria ( Rev. a Valtorta C. 586 ), bases futuras de una comunidad cristiana floreciente ( Hechos 11,19-26 );
– huertos cerca de Gaza; Una propiedad en las orillas de Samaria que sirvió de refugio a Jesús .
Esta enumeración muestra cuántas de las propiedades de Lázaro sirvieron como apoyo para la misión evangelizadora.

“Lázaro es poderoso por herencia, temido porque goza de favor ante Roma, justo ante los ojos de Dios, sabio por maduración de ingenio y cultura, verdadero amigo tuyo y verdadero amigo mío.” (…)

“Bueno, ¿ya sabes que Lázaro tiene poder económico, no? Buena parte de la ciudad es suya, de la misma forma que muchas tierras de Palestina. Su padre, a su patrimonio y al de Euqueria, de tu tribu y familia, había unido aquello que los romanos dan como recompensa al servidor fiel, y a los hijos les ha dejado una herencia muy grande, y, lo que más cuenta, una velada pero potente amistad con Roma. Sin ésta, ¿quién habría salvado de la ignominia a toda la casa después de la infamante conducta de María, su divorcio (conseguido sólo porque se trataba de “ella”), su vida licenciosa en esa ciudad, que es su feudo, y en Tiberíades, que es el elegante lupanar donde Roma y Atenas han hecho lecho de prostitución para tantos del pueblo elegido? ¡Verdaderamente, si Teófilo sirio hubiera sido un prosélito más convencido, no habría dado a los hijos educación helenizante que tanta virtud mata y siembra tanta voluptuosidad, y que – bebida y expulsada sin consecuencias por Lázaro, y especialmente por Marta – ha contagiado a la desenfrenada María y ha proliferado en ella, convirtiéndola en el fango de la familia y de Palestina! No, sin la poderosa sombra del favor de Roma, se les habría mandado el anatema más que a los leprosos.”

Coloquio con Nicodemo - Primer año de la vida pública de Jesús - Rev. a Valtorta C. 116

¿Qué hizo Lázaro para gozar de la amistad con Jesús siendo rico?

Exploramos las conductas y acciones de Lázaro para comprender mejor este hecho:

  • Supo poner sus bienes al servicio de Cristo para colaborar en la tarea evangelizadora. Sus diversas propiedades acogieron a Jesús y sus discipulos durante toda la misión evangelizadora. Proveyó techo para que descansarán y alimentos para reponer las energías. Las casas de Lázaro llegaron a ser “bases” donde jesus y los discipulos podian permanecer y en algunos casos estar protegidos de las persecuciones.
  • Era un hombre justo, sabio, un hombre culto alejado de los vicios, que a pesar de ello no era soberbio sino que actuaba con humildad.
  • Era un empleador justo en sus relaciones dando trabajo a muchas personas.
  • Era un hombre de fe y pedía a Jesús por la conversión de su hermana (María Magdalena) poniendo esperanza en Dios.

De este modo podríamos recomendar el modelo de vida de Lázaro a todos aquellos que han recibido muchas riquezas, entendiendo que deben administrarlas de un modo beneficioso para el Reino de los Cielos, y que esta labor no suele ser fácil:

“En verdad os digo que, como Yo estoy en el Padre, así los pobres están en Dios. Por esto, Yo, Verbo del Padre, he querido nacer y permanecer pobre. En efecto, entre los pobres me siento más cerca del Padre, que ama a los más pequeños, y es amado por ellos con todas sus fuerzas. Los ricos poseen muchas cosas; los pobres, sólo a Dios. Los ricos tienen amigos, los pobres están solos. Los ricos tienen muchas consolaciones, los pobres no. Los ricos se divierten, los pobres sólo trabajan. Todo es fácil para los ricos, por su dinero. Los pobres tienen, además, la cruz del temor a las enfermedades y a las carestías, pues significarían para ellos hambre y muerte. Mas los pobres poseen a Dios. Dios, amigo suyo, Consolador suyo; Él los distrae de su penoso presente con esperanzas celestiales; a El se le puede decir (y ellos saben decirlo, lo dicen precisamente por ser pobres y humildes y estar solos): “Padre, socórrenos con tu misericordia”.

Esto lo estoy diciendo aquí, en esta tierra, que es de Lázaro, amigo mío y de Dios a pesar de que sea muy rico. Puede parecer extraño. Lázaro es la excepción de los ricos. Lázaro ha alcanzado esa virtud, dificilísima de encontrar en la tierra y aún más difícil de practicarse por enseñanza ajena, que es la virtud de la libertad respecto a las riquezas. Lázaro es un hombre justo, no se ofende, no se puede ofender porque sabe que es el rico-pobre, por lo cual mi crítica celada no le toca. Lázaro es justo y reconoce que en el mundo de los grandes sucede como Yo digo. Por lo cual afirmo: en verdad, en verdad os digo que es mucho más fácil que esté en Dios un pobre que un rico, y os digo que en el Cielo del Padre mío y vuestro muchos asientos serán ocupados por aquellos que en la tierra sufrieron, cual polvo que se pisa, el desprecio, por ser los más pequeños.

Los pobres guardan en su corazón las perlas de las palabras de Dios; son su único tesoro.”Rev. a Valtorta C. 206 - Segundo año de la vida pública de Jesús

La resurreccion de Lázaro

A pesar de la súplica de Marta y María, Lázaro muere al final de una terrible agonía.

Su muerte desplaza a “Toda Jerusalén” (Jn 11,18-19), lo que explica la riqueza y el poder del difunto: “La casa de Lázaro es una casa importante. Y la costumbre nuestra prevé estos honores a una persona influyente que está muriendo.” (Rev. a Valtorta – Capítulo 545).

El Sanedrín llegó a disfrutar de la impotencia aparente de Jesús para salvar a su amigo. Algunos incluso piden ver el cuerpo muerto para asegurarse de que no habrá engaño.

Pero es un cuerpo en descomposición que Jesús está resucitando públicamente (Rev. a Valtorta – Capítulo 546): “¡Lázaro, sal fuera!” ( Jn 11:43 )
Jesús le dio el significado de su resurrección más adelante: “Tú, que te encuentras como renacido, uno que ha nacido nuevamente, … Tú eres hombre y eres niño. Eres hombre por la edad, eres niño por la pureza de corazón. Tienes, respecto a los niños, la ventaja de conocer ya el Bien y el Mal, y de haber sabido ya elegir el Bien incluso antes del bautismo en las llamas del amor. Sé perfecto, o sea, semejante a mí, que te he amado tanto, que he ido contra todas las leyes de la vida y de la muerte, del Cielo y de la Tierra, para tener de nuevo en la Tierra a un siervo de Dios y a un verdadero amigo; y, en el Cielo, un bienaventurado, un gran bienaventurado”. Esto lo digo a todos: “Sed perfectos”. Y ellos, la mayoría, no tienen el corazón que tú tenías, digno del milagro, digno de ser tomado como instrumento para esta glorificación de Dios en su Hijo. Y ellos no tienen tu deuda de amor para con Dios… Puedo decírtelo, puedo exigírtelo a ti. Y en primer lugar lo exijo en una cosa: en no guardar rencor a quien te ha ofendido y me ofende. Perdona, perdona, Lázaro. Has sido sumergido en las llamas, en las llamas encendidas por el amor. Debes ser “amor”, para no conocer nunca otra cosa que no sea el abrazo de Dios.
-¿Y, haciéndolo así, cumpliré la misión para la que me has resucitado?
-Haciéndolo la cumplirás. (Rev. a Valtorta – Capítulo 550)

Lázaro, una vez resucitado, se muestra en la sociedad. Despierta curiosidad y temor en todas partes, pero al mismo tiempo manifiesta públicamente el poder de Jesús (Rev. a Valtorta – Capítulo 566) .

Después de la última comida que Jesús tomó en Betania ( Jn 12: 1-8 ), él lleva a Lázaro a un lado, anuncia su inminente Pasión y le ordena formalmente que no se vaya de Betania en el momento de la inminente agitación. Él debe dar la bienvenida a los apóstoles que estarán tristes y desorientados:

“Ahora escucha, Lázaro, amigo fiel: Yo te pido algunos favores. Nunca me has negado nada. Tu amor ha sido tan grande, que, sin sobrepasar nunca el respeto, ha estado siempre activo a mi lado, con mil ayudas, con muchas prudentes y oportunas ayudas y con sabios consejos que Yo siempre he aceptado porque veía en tu corazón un verdadero deseo de mi bien.
(…) Jerusalén en los próximos días estará contaminada como lo está el aire en torno a una carroña podrida caída de improviso a causa del imprudente golpe de un viandante con el talón. Contaminada y contaminadora. Sus miasmas enajenarán incluso a los menos crueles, incluso a mis propios discípulos, que huirán. ¿Y a dónde irán, aturdidos? Vendrán donde Lázaro. ¡Cuántas veces, durante estos tres años, han venido en busca de pan, de cama, de defensa, de refugio, y del Maestro!… Ahora volverán. Como ovejas desperdigadas por el lobo que ha alejado al pastor, correrán a un redil. Reúnelas. Fortalécelas. Diles que los perdono. Te confío mi perdón para ellos. Les faltará la paz, por haber huido. Diles que no caigan en un pecado mayor desesperando de mi perdón.
-¿Todos huirán?
-Todos menos Juan.”Diálogo con Lázaro previo a la muerte de Jesús - Rev. a Valtorta C. 587

¿Que ocurrió luego con Lázaro?

Con las nacientes persecuciones, Lázaro, como su familia de Betania, emigra:
“No se puede decir, no cabe duda de esto, que Lázaro, María y Marta eran personas miedosas. Y, sin embargo, ya ves que, si bien con todo el dolor de su corazón, se han alejado de aquí para llevar a otros lugares la Palabra divina que aquí habría quedado ahogada por los judíos.” (Rev. a Valtorta – Cap. 648).

La tradición indica que Lázaro se exilió en la Galia francesa.

Varios escritos atestiguan el exilio de la familia de Lázaro en la Galia de Narbona tras las incipientes persecuciones y el nombramiento de Lazaro como obispo de Marsella, donde muere. Entre ellos: ” La leyenda de oro” de Jacques de Voragine en el siglo XIII, los Anales eclesiásticos del cardenal C. Baronius a fines del siglo XVI, A.C. Emmerich a principios del siglo XIX.

Epifanio (siglo IV) escribe que era tradicional creer que Lázaro tenía 30 años cuando resucitó y que vivió otros 30 años después. Habría muerto a los 60. La Iglesia lo celebra el 29 de julio. Su cabeza se conserva en la antigua catedral Santa María la Mayor en Marsella.

Hasta el siglo III, los otros obispados reconocieron a Marsella como el lugar de la “primera” Iglesia de la Galia.

*1: Referencia de Betania traducida del “Treasury of Scriptural Knowledge”, by Canne, Browne, Blayney, Scott, and others, with introduction by R. A. Torrey. Publicado en 1834)

Rev. a Valtorta: Las revelaciones contenidas en este artículo pertenecen a la obra “El Evangelio como me ha sido revelado” escrito por María Valtorta, cuya sobrenaturalidad no ponemos en dudas.

Imagenes para descargar:


CC0
To the extent possible under law, DEUNANUBE.COM has waived all copyright and related or neighboring rights to “Camello pasar por el ojo de una aguja”.

Es Libre de usar, modificar y publicar con o sin fines comerciales las siguientes imágenes sin requerir permiso alguno.

Leave a Reply

Will be published when approved by a moderator

code